fbpx

Cata a ciegas: Denominación de Origen Rueda

Cata a ciegas: Denominación de Origen Rueda

Hace alrededor de un mes recibimos una invitación muy especial por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España para asistir a una cata de vinos españoles en el Hotel AC by Marriott en Ciudad Cayalá.

La cata de vinos no era una cata cualquiera, sino una “cata a ciegas”. Es decir, los invitados no tendríamos acceso a ver de qué vinos se trataba sino hasta el final de cada degustación.

Algo a resaltar en todas estas actividades es la excelente labor que la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España ha hecho en el medio gastronómico guatemalteco, introduciéndonos a ingredientes, productos y recetas españolas con una vista más cercana, amplia y crítica.

D.O. Rueda

Para esta ocasión, nos acercaron a la Denominación de Origen Rueda −cuya zona de producción se encuentra en las provincias de Valladolid, Segogia y Ávila− que resalta tres características especiales en sus vinos:

  1. Utiliza la uva Verdejo que es autóctona de la zona.
  2. Pertenece al clima mediterráneo continentalizado.
  3. Sus suelos son cascajosos y le aportan minerales.

Todo esto, hace que sus vinos blancos sean grandes aliados de la gastronomía veraniega, ideales para tomar como aperitivo o acompañamiento de todo tipo de platos, desde pescado y marisco hasta quesos, ensaladas, verduras e incluso carnes.

Con un aroma y sabor profundo -hasta elegante- son vinos con toques afrutados y acidez milimétrica con gran armonía y frescura. —Gilberto Pagua, director de La Casa de Antociano.

Para la cata a ciegas, el vino fue servido en decantadores para evitar influencias externas, como la marca o el aspecto de la botella. A los invitados nos tocó evaluar el color general y la apariencia del vino. Además, disfrutar del buqué o conjunto de aromas tan complejo en nariz.

Aquí pudimos percibir aromas de la fruta, donde apreciamos matices cítricos, manzana y pero pero también algunas notas herbáceas o florales. En boca, evaluamos el paso del vino y posgusto, la sensación final que deja y la calidad global de cada vino.

En total, fueron diez vinos excelentes como el Balbás (Vinoteca/Distribuidora Marte, S.A.), Marqués de Riscal Limousin (Distribuidora Alcazarén, S.A.) y Flor de Vetus (Corchos). Además, un clásico y pintoresco El Gordo del Circo (Bodega34), Ramón Bilbao (Vinoteca), Marqués de Riscal Rueda (Alcazarén), Duquesa de Valladolid (GDASA), Honoro Vera (Cinq Wines), Prado Rey (Industrias Licoreras de Guatemala) y Añares Terra Nova (Baco).

Estas variedades de la D.O. Rueda se encuentran disponibles en restaurantes y en tiendas especializadas, incluso en algunos supermercados de Guatemala. Su precio sorprende por ser competitivo y su nombre, de
referencia internacional, es sinónimo de calidad.

La experiencia estuvo súper enriquecedora, gracias a los conocimientos del sumiller y a la participación de los invitados; entre los que se encontraban cocineros, medios gastronómicos y amantes del vino.

Fue una excelente oportunidad para conocer esta reconocida Denominación de Origen, y acercarnos a vinos veraniegos que conjugan perfectamente con sabores guatemaltecos. ¡No dejen de probarlos!

Escrito por:
Pablo Bromo

Escritor, editor, cocinero y comelón. Ha publicado varios libros entre poesía, cuento y novela; también escribe para revistas culturales en Guatemala y Latinoamérica. Tiene una columna de música y una debilidad por la cerveza, el mar y los tacos. Es egresado de la Academia Culinaria de Guatemala. Instagram: @pablobromo

Ver otras publicaciones de Pablo Bromo