fbpx

RoofTop

RoofTop

 

Cada experiencia del Foodie Club es única. Y no me refiero sólo a los comensales o al restaurante, sino a la experiencia completa. Cada Foodie Club es para que la comunidad gastronómica crezca, utilizando el lazo de amistad entre los amantes de la comida al mismo tiempo que conocemos nuevas opciones para salir a comer. En esta ocasión, fuimos a disfrutar de las maravillas que Rooftop de Oakland Mall ofrece.

Este es uno de los Foodie Clubs con más opciones gastronómicas que he probado, y en esta ocasión maridamos vinos y cerveza bajo la guía de Paul Pinto de Vinoteca.

¿Saben que me encanta de Rooftop? Encuentro una buena variedad de buenos restaurantes, siempre consistentes en sus menús, en calidad y en horarios amplios. Esta noche la iniciamos llegando al Rooftop y encontrarnos con una mesa grande comunal. Esta es la idea detrás de todo: que compartamos y conocernos más entre los invitados.

Nos recibe Hops Gastro Pub con una margarita tradicional, aromatizada con hierbabuena y pepino, escarchada con cerveza oscura con jengibre y sal. A esta margarita, la acompaña un Crocante de atún marinado, glaseado de soya y mayonesa wasabi. ¡El picante sutil siempre es bienvenido!

Margarita aromatizada con hierbabuena y pepino de Hops.

Luego, pasamos a un Trío de Tacos de El Pinche. Primero, dos tacos tradicionales servidos en tortilla: puyazo con Jalapeño y tacos al pastor, acompañados de un taco de cochinita pibil con cebolla curtida y mayonesa chipotle servida en una hoja de lechuga iceberg.

Trío de tacos de El Pinche

La tercera entrada estuvo a cargo de 100 Montaditos, una tortilla española con una mayonesa picante, maridada doblemente con una cerveza Hefeweizen de Cerveza El Zapote y un vino Tempranillo de Vinoteca. La cerveza adopta su nombre de los ingredientes con los que fue preparada: hefe, significa levadura y weizen significa trigo, y tiene aromas de banano y clavo, que al probarla añade un ligero sabor a pan producto del trigo con que fue elaborada.

Tortilla española con mayonesa picante de 100 Montaditos.

Una agradable sorpresa fue la propuesta de Skillets Guatemala: un Lomito Tataki acompañado de una mayonesa de sriracha, salsa ponzu y jengibre fresco que abre el paladar. Una bienvenida explosión de sabores.

Lomito Tataki acompañado de una mayonesa de sriracha, salsa ponzu y jengibre fresco.

Empezamos con la ronda de Platos fuertes con Don Emiliano que nos ofrece un Taco de Camarón, con frijoles volteados, aguacate y una crema de chiltepes picante seguido por Nikkei que nos sirve un Nigiri de Wagyu.

Taco de Camarón, con frijoles volteados, aguacate y crema de chiltepes picante.

Todos estos platos, a excepción de la tortilla española se caracterizan por un picante medio – por ejemplo, el crocante de atún de Hops sirve la mayonesa picante aparte, en una cucharita, y el taco de Puyazo con Jalapeño tiene la rodaja de chile adicional. Si no son seguidores de las comidas con mucho picante, pueden ajustar el mismo según su preferencia.

A continuación, el tercer plato fuerte estuvo a cargo de Kloster: un fondue acompañado de pan, hongos y tomate como acompañamientos frescos, maridado con un Merlot de Vinoteca.

Fondue acompañado de pan, hongos y tomate.

Pero la estrella de la noche para mí, es el postre. Éste estuvo a cargo del chef Sergio Díaz de Biba: un panacotta con maracuyá, grappa y fresas sobre un crumble de pecanas tostadas. Al momento que nos colocaron el postre en la mesa, era imperdible el aroma tropical de maracuyá que nos encantó a todos.

Panacotta con maracuyá, grappa y fresas.

Lo más lindo de estas experiencias es conocer a más foodies, entusiastas gastronómicos que celebran texturas, aromas y sabores – y darnos cuenta todos que es cierto… ¡Todo gira alrededor de la comida!

 

Escrito por:
Kitty Florido

Diseñadora, fotógrafa y co-fundadora de The Foodies’ Kitchen. Aprendió a cocinar desde pequeña por medio de sus abuelas y cualquier libro de cocina que pudiera conseguir. Le encanta hornear postres y preparar recetas fusión utilizando ingredientes guatemaltecos con recetas internacionales.

Ver otras publicaciones de Kitty Florido