fbpx

Ugly delicious

Ugly delicious

Netflix nos está educando sobre comida…

Desde el lanzamiento de la primera temporada de Chef’s Table, todos los cocineros y “foodies” comenzaron a presumir de lo que sabían de los “mejores restaurantes”, incluso aquellos que no saben que significa restauración o aquellos que creen que existe tal cosa como 5 estrellas michellin. Pero Chef’s Table tenía más que restaurantes bonitos, es una historia muy bien estructurada que comienza a generar preguntas “¿qué es la buena cocina?”.

Sin darnos cuenta, un espacio de streaming de películas se convirtió en un hito de la gastronomía y, la mejor parte, es la elegancia con la que están retando los paradigmas de la cocina como la entendemos.

Con Chef’s Table lograron llamar la atención de todos aquellos fanáticos de la alta cocina, pero su visión de la cocina es más que el mainstream y produjeron dos documentales más: “ROTTEN”, un análisis crítico a la industria y “COOKED”, un documental basado en el libro de Michael Pollan con el mismo nombre.

Para mantener a todo el público interesado, también produjeron programas menos serios como SOMEBODY FEED PHIL, THE BIG FAMILY COOKING SHOWDOWN y un par de programas en formato reality televisión y otros en un formato de telenovela tipo Como Agua para Chocolate.

Además, compraron los derechos de transmisión de SUSTAINABLE, FU FED UP, COWSPIRACY, WHAT THE HEALTH, FOOD CHOICES, FAT SICK & NEARLY DEAD, LIVE AND LET LIVE, STEAK REVOLUTION, SUPERSIZE ME, THE KIDS MENU, BARBACUE, Theater of Life, TODO SOBRE el ASADO y THE MIND OF A CHEF (que por alguna razón insisten en escribirlo todo en letras mayúsculas).

El acercamiento de NETFLIX a la cocina muestra la trascendencia de la comida como elemento cultural y, más allá de eso, se ha convertido en una biblioteca de fácil acceso e información actual que nos está educando a través de personajes que nos parecen relevantes.

Chef’s Table fue únicamente la apuesta inicial para introducirnos a los personajes que nos contarían las historias posteriores y, ahora, nos presenta “Ugly Delicious” por David Chang, que reta todas las concepciones previas para destruir la torre de marfil en la que hemos posicionado la alta cocina, la crítica culinaria y el mundo foodie.

El formato audiovisual y documental de Ugly Delicious comienza por descartar la idea de los chefs como celebridades y, continúa paulatinamente destruyendo cualquier posible esnobismo culinario; cuestiona la relevancia de las tradiciones y su lugar de origen; minimiza el papel de un libro de cocina; exalta el valor cultural de la cocina como un símbolo; exalta el valor de la cocina casera; cuestiona la “recreación de una experiencia” como algo valioso; pone en duda la honestidad de la cultura foodie e, indirectamente, ridiculiza los medios de otro formato.

Para todos aquellos que se llaman “FOODIES”, es imperativo que entiendan las preguntas que la industria está haciendo, para los restauradores es importante entender que la industria está cambiando de una forma que nadie parece comprender y para los autores, críticos y medios, es evidente que el enfoque de la gastronomía ya no está en los libros o en la palabra escrita (si, estoy consciente de la ironía).

Escrito por:
André Schrei

Ávido glotón, curioso intelectual, columnista e investigador de la comida mesoamericana. Director de contenido en SoyRaices.com y creador de WunderChef.me

Ver otras publicaciones de André Schrei