El encuentro con la nana Paula

El encuentro con la nana Paula

«Corre, corre, porque en la búsqueda de tu destino ya vas tarde».

Aquella frase que pronuncia la nana Paula me saca de la ensoñación provocada por la hermosa voracidad del fuego. Hacía hervir los trozos de chocolate llenándolos de burbujas. El aroma del cacao viajaba en las volutas de humo y se mezclaba con el romero. Pétalos de flores y pino se habían regado generosamente adentro del círculo que alguna vez se hizo con miel y hoy se había trazado con azúcar.

Antes de empezar la ceremonia para pedir permiso.

“Corre, corre…” según la visión sagrada de los Mayas cada ser tiene una misión que realizar en este plano material, una razón para su existencia. La afirmación de la Aj quic se me convierte en interrogante y motivo de reflexión.

Hoy es 3 Imox, lo cual me resulta significativo: el glifo de Imox asemeja un seno de mujer y, por tanto, evoca el acto de nutrición más primario. La nana Paula esparce ajonjolí para la prosperidad y el fuego hace estallar las semillas, añadiendo un nuevo rumor al crepitar de los leños. Y cuando nos entrega una vela para ofrendar al fuego (según el profundo sentido de Toj: entregar el pago, ofrendar) siento que la razón honrosa de escribir este artículo tiene que ser justamente esa: una ofrenda a la riqueza cultural, biológica, geográfica que nos cobija: la tierra que el Popol Vuh describió así: «se llenaron de alegría, porque habían descubierto una hermosa tierra, llena de deleites, abundante en mazorcas amarillas y mazorcas blancas y abundante también en pataxte y cacao, y en innumerables zapotes, anonas, jocotes, nances, matasanos y miel».

Justamente entonces, ella nos llama a plantar una vara de ocote dentro del fuego en remembranza del acto de los dos gemelos sumidos en la oscuridad de Xibalbá. El mío no logra pararse y la nana Paula me sentencia: «te falta conocimiento para realizar el empeño que te trae por aquí. Por eso tu intención es débil».

Y qué razón tiene: el misterio de Guatemala me resulta insondable. Pero tengo a mi favor la curiosidad y una mente de principiante abierta al aprendizaje.

Sigue leyendo: La llegada de los españoles a América.

Escrito por:
Carol Zardetto

Carol Zardetto, escritora guatemalteca. Su primera novela, Con Pasión Absoluta, ganó el premio centroamericano Mario Monteforte Toledo (2004). La autora escribe artículos literarios y políticos. El discurso del Loco, cuentos del Tarot, es su segunda obra publicada (2009). También realiza documentales, dentro de los cuales “La Flor del Café” fue nominado finalista en el Festival de Cine Centroamericano, “Icaro” (2010). Ha elaborado guiones para programas de televisión tales como el Sabor de mi Tierra y Entrémosle a Guate. Ha sido invitada a múltiples festivales, encuentros de escritores y ferias del libro tales como Metropolis Bleu y la Feria Internacional del libro en Guadalajara. Su peculiar biografía incluye actividades tan disímiles como la diplomacia, ser consultora en el combate a la corrupción y Viceministra de Educación. Actualmente ha finalizado la creación del libreto para la primera ópera guatemalteca, Tatuana, un tributo a la búsqueda de la libertad y del propio destino por la mujer.

Ver otras publicaciones de Carol Zardetto