La Experiencia Chermol

La Experiencia Chermol

logo_La Experiencia Chermol
  • 4ta. Calle Poniente #20 Antigua Guatemala
  • 7882-4517
  • 12:30 – 21:00

No suelo tener mucho dinero para gastar comiendo afuera, pero me encanta hacerlo. Entonces procuro ir a lugares no tan caros pero que sean ricos y que una salga satisfecha por el tamaño y la calidad. Yo diría que uno de los requisitos para considerar que un restaurante es bueno es que cocinen mejor de lo que yo lo haría en mi casa. Si me dan una comida que yo misma puedo hacer, el lugar no es para mí. Así de simple.

chermol-lucha-liberalucha-antigua-guatemala-erik-vanberendoncks-lentejas

Lentejas de Chermol. Fotografía por Erik van Berendoncks.

He ido varias veces a Chermol y siempre he salido contenta. Me gusta que desde el nombre se puede intuir el tipo de comida que hacen. El nombre es una fusión entre chirmol (salsita típica de Guatemala) y el “che” que es una expresión popular argentina para decir amigo. Entonces, desde que leemos el nombre nos enteramos que Chermol es un proyecto de tres amigos: Alba del Cid y Paco Rivera, guatemaltecos, y el argentino Julio César León.

Chermol es un pequeño restaurante ubicado en el último cuarto de una vieja casa colonial. Debo decir que Alba, Paco y Julio organizaron el primer festival de cerveza artesanal en Antigua Guatemala. Así que una de las especialidades que se disfrutan en Chermol es la variedad de cervezas. Ahí recibí mi primera introducción al maridaje que es la búsqueda de la combinación perfecta entre la comida y la bebida. Cada plato se disfruta mejor con una bebida específica y eso es algo que saben en Chermol y que están dispuestos a compartir con sus comensales.

En general el menú es sencillo y económico. Tienen un almuerzo ejecutivo que varía según el día de la semana y no sube de 40 quetzales por plato, y con bebida alcohólica llega a Q. 55.

chermol-lucha-liberalucha-antigua-guatemala-erik-vanberendoncks-cerveza-artesanal-cervezas-menu

Menú y cervezas artesanales de Chermol. Fotografía por Erik van Berendoncks.

De ese menú hay: lunes de enchiladas, martes de asado argentino, miércoles de ravioles, jueves de lentejas y viernes de carpaccio, he probado los tres últimos. Los ravioles del miércoles me parecieron espectaculares, son hechos en casa. Los pedí de espinaca. Tenían buena textura, excelente sabor, y abundante queso parmesano y aceite de oliva. Lo que se dice grasosos pero sabrosos. Las lentejas también las probé del plato de una amiga, eran muchísimas y aquí entre nos, confieso que me quedan mejor a mí, o a mi vecina. No tenían nada del otro mundo más que eran abundantes, como para llenar a un gordo. Y el carpaccio lo he probado varias veces, estaba en su punto, era de pulpo, y nunca lo había probado así. No soy fanática de dicho animalito marino pero en esa preparación está más que aprobada. Viendo bien el menú, veo que el pulpo es uno de las especialidades de las que presumen, ya que tienen: ensalada, ravioles ceviche y empanadas de dicho molusco. Todo un mundo por descubrir.

chermol-lucha-liberalucha-antigua-guatemala-erik-vanberendoncks-empanadas-argentinas

Empanadas de pulpo de Chermol. Fotografía por Erik van Berendoncks.

Y la otra especialidad, y que les da un toque único y otra razón por la que me encanta ir ahí es por las empanadas argentinas. En pocos lugares hay tanta variedad y les quedan tan tostaditas y perfectas en el punto exacto de la fritura. Hay de res y cebolla, de pulpo, queso y puerro, de jamón y queso, de espinaca y queso, vegana, caprese, de camarón, queso y tocino, de pollo y arvejas, de chorizo ahumado, humita. No las he probado todas y eso que son chiquitas, a Q.7 cada una. Yo digo que para llenarse a puras empanadas habría que comerse unas cinco, y bueno, la grasita ha de ser bastante. Es mejor probar una cada vez, como la variedad de cervezas.

No voy a hablar del tipo y la cantidad de cervezas que tienen porque no se mucho de ellas, pero si se trata de explorar y conocer nuevos sabores, éste es el lugar adecuado. Además que los precios y la variedad de cervezas artesanales están muy bien.

Chermol se ha convertido en uno de mis lugares favoritos para recomendar o para ir. Es céntrico, es rico, es variado, es barato. No es de aquellos lugares en que el mesero se desvive por atenderte (ósea no son mamones) pero la gente que trabaja ahí es amable, del tipo que te sentís en confianza para pararte vos mismo a traer el chile o la sal.

chermol-lucha-liberalucha-antigua-guatemala-erik-vanberendoncks-empanadas-argentinas-mesa-ravioles

Ravioles y empanadas argentinas de Chermol. Fotografía por Erik van Berendoncks.

Se tardan poco en servir, hay buena música de fondo, decoración tipo reciclaje, a veces ponen una exposición de fotos, es un buen lugar para cenar antes de empezar la fiesta. Y siempre hay un buen ambiente.

 

Escrito por:
Lucía Escobar

Lucía Escobar (@liberalucha) es periodista, columnista de opinión y gestora cultural. Ha vivido en Quetzlatenango, Atitlán y ahora en Antigua Guatemala. Le gusta probar la comida, la música, el arte y la cultura de los lugares que visita. Escribe en los blogs: laluchalibreblog.wordpress.com y lasotrasluchas.blogspot.com La pueden encontrar en Twitter e Instagram como: @liberalucha

Ver otras publicaciones de Lucía Escobar