fbpx

Comedor Amparito en Paquix

Comedor Amparito en Paquix

Leticia Reyes y sus famosos platillos de cordero

Allá lejos, en las tierras altas y frías de la sierra de Los Cuchumatanes, rodeada de paisajes inigualables de bosques enanos, pastores y rebaños, se encuentra “la cabaña del cordero”, conocida también como Comedor Amparito.

Allí, desde hace 27 años, Leticia Reyes prepara delicias de cordero como el popular “churrasco de cordero”, el delicado “estofado de cordero”, el afrodisíaco “caldo de cuentos” o el tradicional “caldo de cordero”.

Y es que, la sierra de Los Cuchumatanes, es la tierra del cordero. Una de las profesiones más antiguas del lugar, es la crianza de estos nobles seres, que, además de adornar los paisajes con su belleza, nutren a la población en una región difícil en el tema de la alimentación. Su tierra árida y su clima, hacen que se den muy pocos cultivos.  

Afuera hace frío, mucho frío. Cuando entramos, doña Lety nos recibe en su cocina, vistiendo su traje de chef. Su cocina es cálida y hogareña, con paredes de piedra, fogones que calientan todo el espacio y vajillas de barro de Chiantla, clásicas de la región.

Leticia Reyes prepara cordero desde hace 27 años.

El primer plato que nos prepara es el estofado de cordero, que se hace tradicionalmente para bodas o días festivos. Los ingredientes de su estofado son: tomate, chile guaque, miltomate, chile pasa, cebolla, ajonjolí, chile pimiento, canela, pimienta, tomillo y laurel. El secreto para que la carne del cordero esté suave es que el cordero debe tener máximo un año y tres meses de edad. En la elaboración del estofado se utiliza, de preferencia, la nuca o el espinazo del cordero. El estofado es una técnica francesa mediante la cual se cuecen los alimentos en una olla o recipiente cerrado, conservando así sus aromas y sabores.

La técnica del “estofado” vino a Guatemala con la conquista de los españoles, adoptando ingredientes y estilos propios en nuestro país.

El motivo indispensable por el cual visitar el Comedor Amparito -cuando estás en la sierra de Los Cuchumatanes- es su plato de estofado de cordero. Es exquisito. Su sabor es delicado y achocolatado. A lo lejos, trae recuerdos de los sabores de la gastronomía hindú.

Doña Lety nos hizo también su caldo de cuentos o caldo de vísceras de cordero. Es un plato pensado para aprovechar todas las partes del animal. Antiguamente, era un platillo que hacían los ancianos solo para ellos. Lleva tripas, riñones, hígado, corazón y criadillas de cordero. Se cree que este caldo da mucha energía y es un afrodisíaco para quien lo toma.

Probamos también el asado de cordero. La carne del asado se queda marinando por ocho días en una mezcla de pasta de tomate, salsa inglesa (proveniente de Inglaterra), paprika (pimentón dulce originario de Hungría), ajo y otros ingredientes. Luego la asan y la sirven con ensalada, papa, tortilla tostada con queso maduro derretido y frijoles. Este es el plato más popular del restaurante.

Sigue leyendo: Pepián en la aldea Siete Pinos.

Escrito por:
Miss Menú

Directora de producción y edición de contenido. Co-fundadora de Mister Menú. Co-capitana del barco pirata.

Ver otras publicaciones de Miss Menú