Las Piñas

logo_Las Piñas
  • Puestos de piña al lado de la Carretera a El Salvador (Km. 40 apróx. por El Jocotillo)

Piña para la niña, saludable inicio

Por ahí por el kilómetro cuarenta, en Carretera a El Salvador, cuando el airecito frío se convierte en calor costero, hay puestos de piña por todos lados. Primera parada.

Más de quince puestos de piña se encuentran al lado de la carretera, uno tras otro

Más de quince puestos de piña se encuentran al lado de la carretera, uno tras otro

Sin lugar a dudas ahí encontramos la mejor piña de Guatemala: la del Jocotillo. Esta fruta crece en tierras muy ricas y fértiles porque, justo detrás, el volcán de Pacaya vive escupiendo nutrientes para la tierra. La gracia de esa ruta, para los amantes de las motos y el 4×4, es ir a visitar los campos de roca volcánica cerca de San Vicente Pacaya.

Jeffrey nos ve con su sonrisa tímida mientras come su fruta

Jeffrey nos ve con su sonrisa tímida mientras come su fruta

Pues al lado de esa carretera conocimos a Astrid, la vendedora, y a sus dos hermanitos: Melanie y Jeffrey (amigables y divertidos, con las sonrisas más puras que he visto en mucho tiempo). Astrid nos cortó tres piñas ahí mismo y las roció con sal (puede pedir chile si le gusta algo más estimulante). No hay nada como hincarle diente a una fruta fresca, jugosa y dulce, al lado de la carretera. Provoca una especie de añoranza.

motoristas-bikers-guatemala-foodie-tour-mister-menu-revista-foodie-7-cerveza-modelo-un-dia-valeria-cerezo-motos-primera-parada-pin%cc%83as-jocotillo-pin%cc%83a-motoristas-comiendo

¡Olvídese de que es saludable! Lo mejor es el jugo chorreando por la barbilla y las manos, que lo regresa a uno a la infancia. No sea tímido, lector. Deténgase y disfrute.

Escrito por:
Valeria Cerezo

Escritora, guionista y editora de contenido. Ha escrito diversos artículos, documentales y reportajes sobre cultura, cocina y viajes. Publicó en la antología Cuerpos (F&G editores, 2015). Fue finalista del certamen BAM Letras 2016 con el libro de cuentos La muerte de Darling (F&G editores, 2016); finalista certamen BAM letras 2017 con la novela La flor oscura (próximo a publicarse, F&G editores, 2017); ganadora del Premio de cuento Mario Monteforte Toledo 2015, por La raíz, sobre la cocina, la amistad y el tiempo (Revista Contrapoder, año 4. Número 177, 2016). Aficionada a la fotografía callejera. Cocinera por pasión, foodie de vocación.

Ver otras publicaciones de Valeria Cerezo