Rumbo a Izabal

Rumbo a Izabal

No es tanto el destino, sino el camino que te lleva a él lo que importa. Así que, dispuesta a aprovechar al máximo los 370 kilómetros que separan la Ciudad de Guatemala con el Mar Atlántico, me detuve en Chicharrones Don Carlos, en el kilómetro 82.5 de la CA 9, para desayunar unos épicos frijoles con chicharrón y conocer las extrañas avestruces zacapanecas; extrañas solamente por encontrarse en Zacapa.

Estelas gigantes del sitio arqueológico Quiriguá

Un par de horas después, llegué a Quiriguá, donde las estelas eran altísimas y el calor sofocante. Al destapar la glacial cervecita Modelo el alivio me caló hasta el alma.

Escrito por:
Ana Cosenza

Conocida por sus viajes, videos y pasiones, reconocida por su altura y sus colochos. Cineasta profesional, escritora vocacional. Batió records al recorrer la Patagonia en una moto y el Ganges en un barco. Mantiene un hambre feroz por la vida y la buena comida.

Ver otras publicaciones de Ana Cosenza