fbpx

Parada #5: Santo Spirito

Parada #5: Santo Spirito

Lo único que sabía de Santo Spirito es de una plaza famosa en Italia. Después de eso, no tenía ni idea que hay un restaurante en La Antigua con este nombre… y además, con una historia adorable que me la contaron sus dueños entre sonrisas: Alexa y Mati. Dos seres de luz, con los que conectás de inmediato porque se siente que son como amigos de vida.

Pero bueno, te cuento rapidito a manera de introducción lo que sentí en Santo Spirito:

El lugar me atrajo y me atrapó desde que me acerqué. Sentí una energía muy fuerte y entré con curiosidad. El pasillo enorme, el jardín, la pila antigua, las obras de arte y la atención me enamoraron por completo. Luego me puse a conversar con Alexa, quien tiene magia en sus ojos, y por último conocí al genio Mati mientras cocinaba los platos que disfruté.

Para resumirte, conocer su historia y probar cada plato fue algo memorable: hígado de pollo, remolacha que puede ser postre o entrada, unos raviolis caseros y un tiramisú con mucho amor detrás.

En conclusión, Santo Spirito es de esos lugares en los que uno se siente libre, consentido y feliz. ¡Así que volveré! Y espero que te enamore también.

Escrito por:
Pablo Bromo

Escritor, editor, cocinero y comelón. Ha publicado varios libros entre poesía, cuento y novela; también escribe para revistas culturales en Guatemala y Latinoamérica. Tiene una columna de música y una debilidad por la cerveza, el mar y los tacos. Es egresado de la Academia Culinaria de Guatemala. Instagram: @pablobromo

Ver otras publicaciones de Pablo Bromo