Quiltro

Quiltro

logo_Quiltro
  • 7a calle poniente #23, La Antigua Guatemala.
  • 78323461
  • Visitar sitio web
  • Lunes: cerrado

    Martes a sábado: 12 PM a 9:30 PM

    Domingo: 11 AM a 4 PM

Viajar a través de los sentidos.

Las migraciones también suceden dentro de un mismo continente. Y eso, es algo de lo que a veces no nos damos cuenta. La historia de Quiltro es muy querida porque su dueño, el chef Rodrigo Salvo, es un viajero inquieto que salió de Chile buscando su sueño: cocinar y conocer el mundo.

Rodrigo Salvo, chileno.

A los dieciocho años, Rodrigo empezó su carrera como cocinero. viniendo incluso de una familia panadera –su madre y su abuela–. Sus primeros recuerdos en la cocina tienen que ver con los aromas de su niñez, por eso al terminar la carrera después de cuatro años decidió buscar nuevas oportunidades.

Lo suyo era viajar, migrar, conocer el mundo.

Trabajó en hoteles, casinos y restaurantes en Brasil, Uruguay, Dinamarca, España. Siempre involucrado con proyectos muy creativos como Mugaritz y Noma, ambos con estrellas Michelin.

Como dice Rodrigo, «la creatividad va fluyendo por todos los países que he vivido… y ahora, quiero viajar dentro de Guatemala, conocerla y aprovechar este momento que estoy acá».

El «acá» empezó con el chef Diego Telles de Flor de Lis, donde Rodrigo fue sous-chef, pero ese fue solo el inicio de una travesía que está por empezar. Quiltro recién abrió sus puertas y ofrece un menú que sorprende: desde presentaciones minimalistas hasta remembranzas al humo y texturas que hacen alusión al fuego. Quesos que no son quesos, ingredientes locales, técnicas con mucho tiempo de preparación e integración de productos únicos con un toque internacional.

Para eso, Raúl se inspiró en una frase de Rodrigo: «viajar no es lo mismo que vivir en un país», y nos preparó un coctel que nace del simple hecho de vivir en muchos países y querer seguir viajando mientras descubre ingredientes locales, de los cuales está enamorado.

 

El coctel lo tituló «Bajotierra» porque es un homenaje a la tierra, al fuego y a lo que somos. Como excelente mixólogo que es, se valió de la coctelería molecular para recrear una espuma de té de mango con una vinagreta de miel de talnete, limón deshidratado y sal negra. Combina perfectamente con los platos que Quiltro homenajea en su menú.

Escrito por:
Pablo Bromo

Escritor, editor, chef y comelón. Ha publicado varios libros entre poesía, novela y cuento; también escribe para revistas culturales en Guatemala y Latinoamérica. Tiene una columna de música y una debilidad por la cerveza, el mar y toda la comida. Instagram: @pablobromo

Ver otras publicaciones de Pablo Bromo