Taco de ojo: 5 Taquerías de Guate

Taco de ojo: 5 Taquerías de Guate

Inquietos por saber cuáles son los mejores tacos de Guate, decidimos llenarnos de hambre y salir a probar cinco taquerías durante un día entero. Me acompañaron dos amigos queridos: Sofi –una amiga abogada, cocinera y foodie de corazón– y Mario –un músico mexicano, publicista y experto en tacos–.

Entre bromas y conversaciones profundas sobre todo lo relacionado a esta subcultura, decidimos hacer una apuesta por probar los mejores tacos de cada una de las taquerías… y nos dimos un buen “taco de ojo” probando sabores, cocciones, texturas, salsas, picantes y diferentes tipos de tacos acompañados de cerveza bien fría.

Además, descubrimos muchas cosas sobre el mundo de las taquerías. Entre ellas, descubrimos que comer tacos produce un estado muy parecido a la felicidad y, que además, “más vale un taco en mano que dos o tres esperando”.

Así que si te gustan los tacos… llegaste al lugar correcto.

¡Qué disfrutés el tour y lo hagás dentro de poco!

 

Estas son las recomendaciones para cada taquería:

Don Porfirio: Tacos de chapulín o grillos, tacos de hongo shiitake orgánico y tacos de Cochinita pibil servidos en canasta.

La Embajada del taco: Tacos ahogados de chicharrón en salsa de miltomate.

El camioncito: Tacos de cerdo al pastor con tortilla crocante y queso derretido, conocidos como “volcancitos”.

El jardín de los conejos: Tacos de cerdo al pastor y gringas de cerdo al pastor.

Los tíos: Tacos de ojo y sus famosos tacos de cerdo al pastor con chicharrón.

Un poco de historia y contexto

Sabemos que el taco es un emblema mexicano por excelencia, pero muy poco sabemos sobre su origen mesoamericano y la importancia antropológica dentro de la cultura y la gastronomía regional.

En el Popol Wuj, el libro sagrado de los Mayas, se habla de la inclusión del maíz como premisa para la creación de los primeros hombres: Balam-Quitzé, Balam-AcabMahucutah y Iqui-Balam. En su primer capítulo dice:

«A continuación entraron en pláticas acerca de la creación y la formación de nuestra primera madre y padre. De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne; de masa de maíz se hicieron los brazos y las piernas del hombre. Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres y los cuatro hombres que fueron creados».

Capítulo I, Popol Wuj.

Esto nos adentra a algo más profundo sobre uno de los alimentos más esenciales del planeta, el cual se consume diariamente en toda Latinoamérica: el maíz y la tortilla en todas sus variaciones, formas, grosores y métodos de elaboración.

Y además, podríamos situar este ingrediente como un instrumento esencial para acompañar cualquier comida tradicional, o incluso, ser el epicentro de muchos platos derivados de América: sopas, arepas, pupusas, quesadillas, enchiladas, chilaquiles, tlacoyos, gorditas, tlayudas, huaraches, molotes, mazapanes, empanadas, pozoles, atoles, licores fermentados, etc.

Por otra parte, en la “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España“, el cronista español Bernal Díaz del Castillo, nos narra la primer taquiza de la historia, realizada por Hernán Cortés y sus capitanes en batalla. Aquí se describe al taco como una manera de comer vista desde tres posibilidades:

  1. El taco representa una comida colectiva.
  2. El taco es un instrumento para comer con cualquier otra carne.
  3. El taco es una fuente energética que proporciona rendimiento y salud.

Partiendo de esto, podría decir que “los tacos” forman parte de nuestra tradición y, además, refuerzan la conexión que tenemos con lo sensorial de nuestros ancestros. Pero, ¿cómo?

Primero, porque el ritual de comer tacos es algo que está fundamentado en la camaradería.

Segundo, porque el taco funciona como “cubierto” a la hora de acompañar a otro ingrediente.

Tercero, porque el maíz nixtamalizado (del nahúatl nixtamalli o mextamalli: masa de maíz sin formar) es una técnica prehispánica que evidencia el desarrollo evolucionado de la gastronomía ancestral. Y esta, representa un componente fortificado en vitaminas y minerales que mejoran la salud desde tiempo de los Mayas y Aztecas.

Pero bueno, el tema es que podríamos pasar horas hablando del tema… y se enfrían los tacos.

Detrás de cámaras

El ambiente detrás de cámaras estuvo divertidísimo. Todo el equipo de producción no dejó de reírse entre toma y toma, por lo que les comparto algunas fotos del recorrido.

Escrito por:
Pablo Bromo

Escritor, editor, chef y comelón. Ha publicado varios libros entre poesía, novela y cuento; también escribe para revistas culturales en Guatemala y Latinoamérica. Tiene una columna de música y una debilidad por la cerveza, el mar y toda la comida. Instagram: @pablobromo

Ver otras publicaciones de Pablo Bromo