fbpx

Chica Gamba

Juan Luis Vásquez es el chef detrás del restaurante Gula, un lugar que comenzó hace pocos años en un pequeño local de zona 4 y rápidamente fue acumulando fieles seguidores que regresaban a darse gusto con alguna de sus especiales hamburguesas, o con otros de sus platos listados en el reducido menú.

Juan Luis Vásquez

En lo personal, me encanta eso de Gula. Tiene un reducido menú, ya que se nota que el chef se pudo enfocar bien en esos pocos platos que ofrece. También se nota que no deja de experimentar y testear nuevas creaciones.

Alguna vez fui a comer y estaban emocionados de haber encontrado un nuevo proveedor de tocino local muy bueno. A veces, uno se sienta a ver la carta, y encuentra algún plato especial del día. Y así he disfrutado muy buenos platos: unos carnosos camarones jumbo al ajo, suculentas BBQ ribs, una entraña exquisita -la mejor que he probado en Guatemala-.

Hace unos meses, Juan Luis trasladó Gula a un lugar más amplio, justo a la esquina. El antiguo local decidió convertirlo en lo que acaba de abrir como Chica Gamba, un lugar de mariscos, casual, con recetas estilo mexicano.

Aguachile rojo de camarón

Durante alguna de mis visitas a Gula resultamos hablando de la escena culinaria de la región de Baja California norte, y resulta que hace unos años él trabajó en un restaurante ahí, en Ensenada. Esa región mexicana es para darse gusto con gastronomía. La región ya contaba con sólidas creaciones, como los tacos de pescado estilo ensenada -la única forma que me permito comer tacos de pescado- ya que gozan de excelentes productos del mar.

Alguna vez comí unos deliciosos erizos de mar de un señor que pone su puesto de ceviches y tostadas de erizo a pocos metros de la playa. ¡Estaban espectaculares!

A Ensenada la avecina el Valle de Guadalupe, región de muchos viñedos y donde se encuentran restaurantes galardonados en listas como la 50 Best Latin America de Pellegrino. Al norte tienen a Tijuana donde hace algunos años se desató también un boom gastronómico que atrajo foodies de San Diego, Los Ángeles y todo el mundo. Sospecho que Juan Luis sacó buen provecho de su paso por ahí.

Al ver el menú en Chica Gamba, veo que de nuevo se brinda un menú reducido, bien enfocado: 2 aguachiles (uno verde y uno rojo), 3 tostadas (ensalada rusa, picante con salsa de Sriracha y curry), quesadillas y chilaquiles. Todos los anteriores se pueden pedir de camarón o pulpo. La quesadilla y los chilaquiles se puede pedir vegetarianas, y a veces, si hay suerte, ofrecen esa delicia difícil de conseguir aquí en Guatemala: huitlacoche.

Lo primero que se me antojó pedir fue el aguachile rojo. Frecuentemente me gusta mantenerme dentro de lo tradicional, así que lo pido de camarón, que es como comúnmente se sirve un aguachile.

Está muy rico y abundante, acompañado de 2 tostadas caseras y crujientes para usar de vehículo.

Noté bastante menos picante que otros que he comido antes… pero aquí, me recordé que Juan Luis es un chef que genera recetas muy suyas. Su aguachile no es tan tradicional, es una sabrosa creación original, así como lo son sus hamburguesas. Y lo de picante no era nada que no se pudiera resolver. La solución: me trajeron una salsita casera, no sólo picante, sino exquisita.

Juan Luis tiene experiencia con producto de mar

Después llegó una tostada de camarón en salsa de curry. Yo ya había probado sus tostadas picantes y de ensalada rusa, ambas muy buenas. No sé porqué la de curry no me había dado curiosidad pero me gustó hasta más que las otras dos. Es adictiva.

Tostada de camarón en salsa de curry

Al igual que en Gula, habrá platos sorpresa de vez en cuando. Esta vez tuve suerte ya que había un plato de fideos secos, con un sabor deliciosamente concentrado, confortante. Muy similar a una fideuá -ese plato español que se prepara como paella usando fideos en vez de arroz- pero con un twist de sazones mexicanos. Para lograr una buena paella o una fideuá, es clave que el caldo esté sabroso y aquí de seguro se fijaron bien en eso.

De beber, ChicaGamba cuenta con una selección de cervezas mexicanas -unas que llevaba ratos sin ver, como Pacífico, Indio y Barrilito-. Pero también hay Modelo y Negra Modelo.

Además, al enterarme que tienen mezcal pedí uno de digestivo.

No recuerdo qué marca pero es un mezcal joven, delis. Recordé hace años concluyendo un prolongado almuerzo en un buen restaurante en el Valle de Guadalupe, me presentaron un mezcal joven y, me explicaron que en el mundo del mezcal, los mezcales blancos o jóvenes son generalmente preferibles, por encima de los reposados y ni digamos de los añejos, ya que así se perciben mejor sus características.

No creo que la elección de éste rico mezcal en Chica Gamba haya sido trivial.

Este contenido es gracias al apoyo de Cerveza Modelo.

Escrito por:
Jose Wolff

Ha trabajado en proyectos de televisión, video y artes visuales. Sus tiempos de ocio se los dedica a comer, probar restaurantes y bares nuevos. Actualmente vive en Guatemala después de vivir más de veinte fuera del país.

Ver otras publicaciones de Jose Wolff