fbpx

La prueba del amor: el taco

La prueba del amor: el taco

La sensualidad y la gastronomía es una de las relaciones más fuertes que existen; los quesos y los vinos, chocolates y fresas, entre otros. Sin embargo, existe otra relación más fuerte: la gastronomía y el amor; una conexión que solo se genera cuando se conoce lo más íntimo del otro, cuando se dejan los cubiertos y se utilizan las manos. 

Aquí es donde entra el taco, ese delicioso plato que no hace justicia con ninguno: la salsa se desborda por los lados, el limón se exprime con las manos, te ensucias aunque no quieras, ocurre el famoso perejilazo y en realidad… es un desastre. Por eso creemos que la prueba del amor es ir a comer unos tacos, pero toda prueba tiene varias razones para existir. Aquí te dejamos, algunas enseñanzas que nosotros y algunos personajes destacados han conocido con el paso del tiempo al ir a comer tacos en una cita: 

1. Comer tacos es sensual 

¡Por supuesto que es sensual comer tacos! Es la prueba de fuego para una date, no importa si es un taco fino, casual o callejero. Demostrar que sos lo suficientemente atrevido para llevar a tu pareja a comer tacos es estar dispuesto a perder el glamour y embarrarte, arriesgando tus dientes al perejilazo ¡no lo hace cualquiera!. Es una total experiencia, además que es una date fuera de lo común que seguro entre risas no olvidaran. ¿Quién no está dispuesto a divertirse? Y si no eres atrevido, entonces llévala a un restaurante fino y cómprale rosas como todos los demás. – Javier Lainfiesta. 

2. En la prueba del taco se revela quién eres realmente

Ir a comer tacos con tu pareja significa pasar una barrera al demostrar realmente quién eres. Es tan fácil como cuando muerdes el taco y se destroza en la mano, allí demuestras que no eres perfecto al recogerlo como puedas y llevar lo que queda del taco a la boca; o aunque el aroma de la cebolla sea fuerte lo pides porque sabes que un taco sin cebolla no es un taco. Cuando comes tacos no hay forma de esconder quién eres, desde la primera mordida muestras tu verdadero yo.

3.Puedes notar si tu pareja es descomplicada

Para mi la verdad es una buena primera cita, aunque para la mayoría de las personas no es común,  ya que puedes notar si tu pareja es descomplicada. Creo que ese tipo de comida te hace perder la etiqueta y sentir más confianza. Generalmente, tienes que meter un mordisco grande al taco y se chorrean y todo eso. Entonces, es sensual porque es muy hedonista comer tacos, que estén buenos, que la salsa se riegue y pierdas la normalidad de lo que normalmente es una cita. – Nicolás Solanilla. 

Tacos-Cerveza-Modelo-Pablo-Bromo

En Restaurante Fridas.

4.Unos buenos tacos son la manera de llegar al corazón

No hay mejor forma de llegar al corazón de alguien que con un taco. Llevar a tu pareja a tu taquería favorita es como enseñarle a alguien esa canción secreta que solo crees que tu conoces; es mostrarle tu secreto favorito, mostrarte desde lo más profundo. Después toca el paso de hacer una recomendación de tu taco favorito porque sabes que le podría gustar a la persona que amas; y si no le gusta, entonces hay un problema… con los tacos no se juega. 

¿Es una buena idea ir a comer tacos en una cita? ¡Sí! ¿A quién no le gustan los tacos?. El taco no solo es la prueba del amor, es un lenguaje del amor; desde la selección del taco, hasta la salsita con la que lo acompañas puedes conocer realmente a tu pareja.

Escrito por:
Jose Vega

Cree que la comida, al igual que la vida, se trata de experimentar y arriesgar. Cocina, prueba nuevos sabores y escribe en su tiempo libre. Ha trabajado como comunicador, escritor, docente y editor.

Ver otras publicaciones de Jose Vega