fbpx

Waffle Stop, el street snack de Hong Kong que debes probar

Waffle Stop, el street snack de Hong Kong que debes probar

Los waffles de  Waffle Stop son una preparación distintiva del famoso street food de Hong Kong que fue listado el No.1 de los street snacks más populares. Los Gai daan jai, o Bubble Waffles,  son waffles esponjosos y suaves con formaciones esféricas. Su sabor es dulce, pero su nivel de dulzura depende de la masa saborizada que elijas y sus toppings. Waffle Stop trajo la idea desde Asia hasta Guatemala a partir de un sueño que surge en el corazón de miles de personas: tener un negocio propio. 

En el 2017 Diego Orozco y Diego Rodríguez trabajaban juntos en una oficina, pero querían hacer algo más: un negocio que naciera de ellos. Poco a poco se decidieron por el mundo gastronómico, y fueron ideando conceptos que no existieran en Guatemala. La idea al inicio era hacer coffee bikes, pero los costos iniciales eran muy elevados para hacer la inversión. Sin embargo, encontraron que en Asia los Gai daan jai eran famosos y se podían integrar a su idea de bicicletas que pudieran moverse de lugar. Después de traer el equipo, empezó el proceso creativo de crear mezclas de masas.

“Veíamos videos de Youtube. Yo le mandaba videos a aquel y aquel me mandaba videos a mí, y así lo fuimos creando”.- Diego Orozco

Sin embargo, se dieron cuenta que necesitaban conocer más del emprendimiento. Se unieron a un curso de la Municipalidad de Guatemala donde les dieron la oportunidad de poner su puesto en pasos y pedales, poco a poco fueron trabajando negociaciones en centros comerciales para empezar sus operaciones en el 2018.

“Teníamos un poco de miedo porque no eran famosos en Guatemala, pero eran populares en Asia y en Europa. Sin embargo, las personas lo recibieron bastante bien. Fue complicado porque estábamos empezando y aprendiendo, pero se nos abrieron las puertas hacia nuevos tipos de servicio como eventos privados. La gente no estaba acostumbrada a ver los negocios de postres de esta forma, pero es una experiencia porque ellos pueden hacer su waffle al gusto”.- Diego Rodriguez. 

¿De dónde vienen los Gai daan jai? 

El inicio de los Gai daan jai, comúnmente llamados Bubble Waffles,  se remonta a un momento histórico de Hong Kong después de la posguerra cuando la economía estaba en depresión, estos waffles se crean como una respuesta hacia la escasez de ingredientes. Su forma única estaba destinada a que se viera más atractivo y nutriente, imitaba paquetes de docenas de mini huevos. En los años 70 se convirtió en un clásico callejero, y con las grandes migraciones llegó hasta Europa donde se expandió al mundo entero. Los Bubble Waffles han cambiado desde su concepción original hasta convertirse en un  street snack que se ha apoderado de todo el mundo por su nuevas invenciones que les encantan a los clientes, como las de  Waffle Stop. 

Los comensales de Waffle Stop los buscan por varias razones, pero las principales son: sus waffles personalizados y su conveniencia como street snack. La masa de los waffles puede pedirse de tres sabores distintos: clásica de waffle, fresa y chocolate. Además, puedes elegir un topping untable entre sus opciones de: nutella, nutella de fresa, dulce de leche y lotus. Agregas tu fruta favorita entre fresa y banano, un tipo de galleta y tu topping de elección (incluso, puedes agregarle una bola de helado por un costo extra). El waffle con textura de burbujas se enrolla en un cono para que puedas llevarlo mientras caminas o si quieres sentarte en cualquier lugar, es conveniente para cualquier ocasión.  

Como muchos negocios, Waffle Stop pensó que la cuarentena duraría un par de meses; no obstante, reaccionaron de forma activa con estrategias de delivery. De esta forma lograron mantener sus ventas, personal e incluso abrir nuevos espacios. 

Escrito por:
Jose Vega

Cree que la comida, al igual que la vida, se trata de experimentar y arriesgar. Cocina, prueba nuevos sabores y escribe en su tiempo libre. Ha trabajado como comunicador, escritor, docente y editor.

Ver otras publicaciones de Jose Vega