fbpx

¡Aaaay, las hilachas!

¡Aaaay, las hilachas!

Este es un plato que forma parte de nuestra herencia colonial y ha logrado tanta popularidad que se come en la mayoría de casas de los guatemaltecos. Está en el repertorio nostálgico de platillos que extrañamos al migrar. Es común escuchar frases como “las hilachas de mi mamá son las mejores” o “¿te acordás de las hilachas de la abuelita? ¡Son las mejores!” y claro, las de cada mamá o abuela propia son las mejores, sin duda.

Este plato es de esos que genera en nuestro pecho emociones al estar frente a cualquiera de sus características organolépticas y, cuando sucede, luego de un suspiro, se nos sale un… “aaaay, las hilachas… tan ricas que son”.

¿Te acordás de las hilachas de la abuelita? ¿Cómo las preparaba?

Es, además, un clásico almuerzo de comedor. Lo encuentras entre Q20 y Q30 en los distintos comedores alrededor de la ciudad, alimentando a trabajadores de todos los oficios diariamente. Nosotros nos comimos estas hilachas en el “Comedor Mary” del Mercado Central.

Escrito por:
Mister Menú

Somos la plataforma gastronómica creadora del medio digital e impreso Foodie Tour, la guía digital de restaurantes mister-menu.com (app: iOS + Android), el programa radial Foodie's Radio y conductores de experiencias de maridaje bajo el nombre de Foodie Club. Bienvenidos sean los que poseen un interés ardiente, incisivo y curioso por todo lo referente a la comida... es decir, bienvenidos amigos foodies.

Ver otras publicaciones de Mister Menú